viernes, 8 de noviembre de 2013

¿Una Serie más? O…

Por: Javier Alejandro Brito Padilla

Ya comenzó la pasión de los cubanos, el único evento que año tras año llena de polémica, disfrute o sufrimiento, emoción y hasta discordias familiares a la mayoría de los hogares de esta Isla: La 53 Serie Nacional de Béisbol. En algunos casos, a causa del consabido debate entre hombres y mujeres por ver la pelota o la novela, en otros, por la afición dividida entre dos o más equipos dentro de una misma familia.

Pero a ningún cubano le es indiferente la Serie, ya sea seguidor o no del deporte. Los buenos resultados en el béisbol, tanto dentro de Cuba como a nivel internacional influyen en nuestro quehacer diario, nuestro carácter, nuestro ánimo para trabajar o estudiar… Simplemente la pelota nos corre por las venas, nos impulsa. Por ello se hace necesario un aumento en la calidad de nuestro deporte nacional, “elevar el techo” como dicen los especialistas, y lograr un torneo más dinámico.

Sin embargo, muchos ya tildan esta Serie como desmotivada por la falta de numerosas figuras de renombre como el inicialista cienfueguero José Dariel “Pito” Abreu, contratado por 68 millones de dólares en las Grandes Ligas del Béisbol norteamericano (MLB), y de otros que decidieron probar suerte en otros países, entre ellos Misael Siverio, ex lanzador del actual campeón Villa Clara, o el estelar receptor de ese propio equipo, Ariel Pestano, ahora retirado.


También se extrañará en el actual clásico de las bolas y los strikes a los fildeos del “grillo” cienfueguero Arruebarruena, separado de su equipo por sanción, o los batazos kilométricos del tunero Joan Carlos Pedroso, increíblemente declarado como “de no interés” para los directivos del deporte en su provincia, por solo mencionar algunas ausencias.

Mas no todo es negativo, al contario, muchas son las medidas tomadas por la Comisión Nacional de Béisbol (CNB) para avivar el fuego en la presente campaña. Entre ellas, la más rimbombante resulta los cambios en el pago a nuestros deportistas, que comenzarán en todo el país en enero pero por adelantado ya  nuestros peloteros disfrutan desde el pasado domingo. Ahora todo integrante de los equipos de la Serie Nacional cobrará al mes mil pesos moneda nacional, un salario que está por encima del de la mayoría de los cubanos.

Otras iniciativas monetarias estimularán a los peloteros, pues los líderes individuales en los distintos departamentos de bateo (hits, jonrones, carreras impulsadas…) y pitcheo (juegos ganados, ponches, promedio de carreras limpias PCL...) recibirán al final de la contienda un premio de cinco mil pesos. También el equipo campeón obtendrá 60 mil pesos, el segundo lugar 45 mil y el tercero 30 mil, entre otras de las medidas de remuneración económica tomadas.

Si este cambio cumple su objetivo, se espera una mayor entrega de los peloteros en el terreno de juego, lo que devendría en partidos más emocionantes y un mayor disfrute de los espectadores. Además de lo económico, otros aspectos promueven el morbo y la expectación en la recién iniciada Serie Nacional. Ese es el caso de la “mudanza” de la familia Gourriel de Sancti Spíritus para la capital, y por tanto, para el equipo Industriales. Ahora Yulieski, el pelotero más mediático de nuestro país, junto a sus dos hermanos, juega en el equipo azul, el mayor rival de su anterior selección. Habrá que esperar a ver si el público habanero que tanto le chifló y le gritó improperios, ahora aplaudirá sus batazos y fildeos en la tercera almohadilla.

También otros movimientos de peloteros encienden los comentarios de los aficionados, entre ellos el del torpedero de Guantánamo Lander Moreira, quien fue a parar a Matanzas bajo las órdenes de Víctor Mesa, el llamado Gurú de la pelota cubana o, simplemente, “el que todo lo puede”. Un hombre cargado de polémica desde su etapa de jugador, actual director del equipo Cuba, y que parece hacer y deshacer a su antojo con total inmunidad a sanciones y reprimendas, de los directivos de la CNB, claro está, porque la afición cubana se divide entre seguidores y detractores de tan explosivo personaje.

También llama la atención el retorno del estelar Héctor Olivera, segunda base de Santiago de Cuba, quien se mantuvo alejado del deporte por dos años a causa de problemas de salud. Ahora tiene la opción de volver a la titularidad de su posición en el equipo “Grande” o al menos retornar al team Cuba y disputarle el puesto al matancero José Miguel Fernández. También carga con la responsabilidad de ayudar a su conjunto a elevar el nivel y retornar a la pelea por las primeras posiciones, luego de dos temporadas fuera de los Play Off.

La Serie es joven, sin embargo la pasión ya es grande y todos los amantes del béisbol cubanos esperamos de dedos cruzados en la eficacia de los nuevos cambios, que también incluyen un reglamento más estricto y multas de 200 pesos a los atletas y directivos por indisciplinas en el terreno de juego.

Por ahora sólo ha culminado una subserie (3 juegos cada equipo), donde apenas dos barridas matizaron el inicio a costa de Pinar del Río sobre la Isla de la Juventud y una sorpresiva: Holguín sobre los tigres de Ciego de Ávila. El torneo parece bien parejo a la hora de pensar en los ocho clasificados luego de la primera etapa de 45 juegos, pues varios elencos carecen de sus principales figuras. Sin embargo destacan con fuerza Matanzas y Villa Clara por redondear buen nivel en todos los aspectos de juego. Del resto habrá que esperar; algunos equipos carecen de calidad en el bateo, otros en el pitcheo…

A pesar de ello me aventuro a apostar por los siguientes conjuntos además de los dos ya mencionados: Industriales, por su gran bateo, Pinar del Río, Santiago de Cuba, Sancti Spíritus, Camagüey y un octavo entre Cienfuegos y Ciego de Ávila. La predicción está hecha, ahora solo resta que la frase cliché de que “el terreno diga la última palabra” se haga realidad y luego de 45 desafíos conocer a los ocho que avanzarán y pedirán sus refuerzos para la lucha por el campeonato nacional.

2 comentarios:

  1. oye es viernes....!!!!! estás violando la regla de actualizar los jueves. Hijo no tengo ese problema, no me gusta ni la pelota ni la novela, muerto el perro se acabó la rabia. En Santiago de Cuba, en el juego inaugural, hace como 10 años no se había visto tanta cantidad de personas, eso tiene que ver, como dice, que la pelota en Cuba en una pasión, y en Stgo, peor.... fuego avivado este año por el regreso de algunos estelares, unido a los sinsabores de las últimas contiendas... saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. eso de actualizar los jueves cada vez se me pone peor, problemas de conexion, imaginate... sobre la èlota, si se hace un estudio de audiencia en cuba, la mayor cantidad de televidentes que tiene nuestra TV, de seguro será la serie nacional...

      Eliminar