martes, 14 de marzo de 2017

Consejos útiles para aspirantes a periodistas



A cada rato se me acercan adolescentes para hacerme preguntas relacionadas con la carrera de periodismo, a lo que siempre respondo: si te apasiona, tómala, no te va a defraudar; si solo te gusta un poco, si estás levemente interesado(a) ni lo valores, jamás caigas en su trampa.

“¿Por qué?” Me inquieren siempre, a lo que yo correspondo con una serie de argumentos a manera de tips para aspirantes a periodistas, que trataré de condensar aquí:

  1.  El trabajo es muy poco reconocido, tienes que hacer cosas verdaderamente extraordinarias.
  2. Generalmente, aunque publicas problemas de los demás, si te atreves a publicar algo que te afectan directamente recibes acusaciones de que abusas de tu posición. 
  3.  No importa cuán imparcial seas, si lo haces bien serás enemigo de las autoridades.
  4.  Si eres amigo de las autoridades, lo estás haciendo mal.
  5.  Mil aciertos pueden pasar inadvertidos. Un error te entierra.
  6.  Todos creen saber sobre periodismo e intentan explicarte cómo hacer tu trabajo.
  7.  Te repiten hasta la saciedad que es un servicio público y al final del día te descubres al servicio del poder que reina en la sociedad donde te desempeñas.
  8.  Si eres más cercano a la intelectualidad no hay manera de que trasciendas: el periodismo aun hoy sigue siendo el hermano menor de la literatura.
  9.  No importa cuán famoso llegues a ser, cuánto escales en la pirámide social: el periodismo es y será una de las profesiones más mal pagadas del planeta.
Pero aun así, bajo todas estas talanqueras, el periodismo ha logrado crecerse en la historia de la comunicación: ha dado cronistas asombrosos, ha cambiado sociedades y derrocado presidentes corruptos, ha visibilizado males y ha formado opiniones públicas para bien (y para mal). Y eso ocurre porque muchas personas han visto que con el solo hecho de darle voz a un silenciado es suficiente para amar esta profesión sin remedio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario