jueves, 24 de octubre de 2013

La teoría del cambio



Tal vez porque vivimos en el siglo de la parcialización del conocimiento y de su producción en masa, no es casualidad que surjan tantas teorías como fenómenos a explicar. Como esta que indaga los procesos de traspaso de un momento a otro, de una idea hacia adelante, de un cambio, o sea, la teoría del cambio, ese como el que Cuba implementa hoy día.

Lo llamamos actualización del modelo económico, y elaboramos un programa bien articulado que nombramos lineamientos económicos y políticos del Partido Comunista de Cuba, donde esbozamos objetivos acerca de lo que quiere nuestra Revolución para los próximos años si de un socialismo viable se trata. Pero viene de una teoría de cambio, no hay dudas.


Según los entendidos en el tema cambio significa mover de un lugar a otro, avanzar, destruir el ostracismo; la fundación Ford lo deja claro: “Una Teoría de Cambio elabora una vista amplia del cambio deseado, probando cuidadosamente los supuestos detrás de cada paso. Una Teoría de Cambio muchas veces implica un profundo análisis sobre todos los pasos (…) identificando las precondiciones que permitirán o inhibirán cada paso, (…) y explicando cómo esas actividades podrían funcionar (…)”.

Pero con mente positiva, como se dice por ahí, o con visión de éxito, como sugiere la teoría.
Parece ir bien.  Aun con muestras de anquilosamiento, nuestra sociedad avanza hacia un futuro de aperturas; pero no es nada fácil. Existen quienes se niegan a abrir el diapasón de su cerebro. Vemos transformaciones evidentes; 20 o 30 años atrás no podíamos hablar de un cuentapropismo – eufemismo para el pequeño sector privado– hace décadas resultaba imposible pensar en viajes,  compraventa de casas, teléfonos y vehículos automovilísticos, ¿de celulares? Tiempo atrás ni siquiera sabíamos de qué iba el mundo.

Los periodistas ya podemos pensar con un leguaje de cambio. Miren ustedes la sección Cuba Dice, del noticiero nacional, allí el pueblo habla a viva voz de los problemas que nos aquejan, no son pocos, pero necesitamos decirlos, el propio Raúl Castro llamó a aniquilar el secretismo y la autocensura.

¿Qué cómo van nuestros salarios? Se dice por ahí que intentan aplicar un nuevo sistema basado en la productividad – por lo menos en el mundo de la prensa –. Quien más trabaja cuantiosa y cualitativamente, más recibe. Jóvenes y no tan jóvenes deben adaptarse a esa idea. Algo como para elevar la calidad, aun cuando el propio sistema de medios de producción esté defectuoso.

Pero falta, en realidad, creerlo. Si así fuese eliminaríamos la burocracia como método de trabajo en la empresa cubana y diésemos una patada a la corrupción. Si así fuese lleváramos al escusado las ideas machistas, racistas y sexistas que aun se escurren sutiles en la sociedad y recuerdan el maltrato que tiempo atrás hubo en detrimento de la mujer, del mestizo, del gay. 

¿Adónde vamos? Preguntamos los jóvenes cubanos, esta generación deseosa de hacer, pero sin una certeza de cómo hacerlo. Vivimos en tiempos de incertidumbre, y somos nosotros quienes menos garantizado tenemos el futuro. Por eso, que alguien me diga, más allá de lo bello que suena esa teoría del cambio, como puedo ajustar las mentalidades, así, tan fácil como resulta decirlo. ¿Sería esta la posibilidad de una sociedad mejor donde yo viva del periodismo hasta mis últimos días?

Los jóvenes necesitamos el papel protagónico del cambio. Un cambio que, dicho sea de paso, no implica un traspaso de formaciones económico-sociales, no significa que debamos sucumbir a la muerte súbita del capitalismo.

9 comentarios:

  1. Hay mucho de cierto en lo que comentas, pero el pensamiento del pueblo cubano y de los jóvenes más que disponerse a luchar, de lo forma que lo llamas, debe ser liberado por aquellos que impiden un desarrollo por el simple hecho de ser jóvenes. Los jóvenes hemos dado muestra de que podemos, solo falta que tengan en nosotros un poco más de confianza. Y usted que lee esto no piense en una simple palabrería, reflexione, reflexione.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concuerdo contigo también, es trsite que muchos se rehusen a confiar en la juventud, es uno de los grandes problemas que nos aquejan, pero el futuro promete, creo yo. Vivimos en un país que siempre avanza...

      Eliminar
  2. El verdadero cambio es el que surge de forma espontánea. Lo poco creíble de los "cambios" que de tanto hablan algunos hoy que antes callaban es que vienen por orientación de arriba. Hace apenas poco años, muy pocos, cualquiera que hablara de cambios era defenestrado y mirado de reojo por sus propios compañeros no fuera a ser que lo contaminaran las consecuencias, no ha sido hasta que de arriba se dio la orden o se permitió hablar de "cambios" es que ahora muchos han descubierto el agua tibia.. Tener un celular, un carro, comprar o vender una casa, viajar etc, forma parte de la soberanísima libertad individual de cada persona y en cualquier parte del mundo hacerlo o no es una decisión individual y a nadie le pasa por la cabeza que no lo pueda hacer teniendo los recursos y disposición para ello. El pueblo cubano desgraciadamente hace mucho que ha extraviado el concepto de libertad individual pero sobre todo el respeto por la libertad de sus conciudadanos. Una vez en una obra de teatro escuché decir a uno de sus personajes: "Soy libre porque así lo he querido yo, no porque tú lo hayas decidido por mi." Por ahí se puede empezar a hablar de cambios, mientras, solo acatamos órdenes como borregos en el redil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En primer lugar me hubiera gustado mucho que te identificaras. En segundo lugar, hablar de libertad - concepto bastante llevado y traído, como dice nuestro Carlos Varela, "la libertad solo existe cuando no es de nadie" - es algo que trasciende el objetivo de mi comentario, debrías buscar un poco de teoría al respecto, no te creas más libre que yo - imagino que no vives en Cuba - solo porque en el lugar donde resides puedes hablar de ciertas cosas que tal vez a nosotros nos cuesta trabajo, porque si algo he aprendido es que, esa libertad, tiene un trasfondo bastante maquiavélico (te están apresando de otra forma). la libertad individual puede llevar al libertinaje, todo tiene su forma, y sus reglas...Tienes razón en que los cambios deben ser espontaneos, pero por desgracia nunca han sido así, hay que darles un empujón, como hicieron los frnaceses en 1789, y de la misma forma en que nació esta Revolución. Me pesa reconocer que antes no teníamos ciertas facilidades como las de hoy, por eso afirmo lo bueno de que cambien ciertas cosas, pero ni en fechas pasadas, cuando se cometieron ciertos errores que ya "los de arriba", se han planteado rectificar varias veces, creo ver en el pueblo cubano, un rebanho de borregos. Muchos saludos sin ánimos de pleito, más bien de sana polémica, nos enriquece la libertad de criterios

      Eliminar
  3. Luis es cierto que es difícil que las personas confíen en ocasiones en la juventud, como también lo es que un cambio en Cuba, que no incluya la juventud, está embarcado. Pero la confianza se gana, no cae del cielo, y en ocasiones (según mi experiencia) es la juventud quien no se gana la confianza....y también yo aspiro a vivir del periodismo, sin pluriempleo, sin locución, dirección y sin tener que escribir guiones jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que sea tanto así que la juventud no se gana la confianza, aunque no es menos cierto que hay ciertas tendencias en nuestra sociedad a banalizar la conciencia de los jóvens y por tanto no se tenga muchas veces conciencia de nuestro tiempo... pero en realidad hay otros factores, que afectan a los jóvenes profesionales... ojalá nuestra realidad periodistica mejore jejeje. saludos

      Eliminar
  4. Cambio..!!..claro que en este universo todo cambia.!!..pero en el ser humano, en la sociedad , lo primero es saber si ese cambio que algunos buscan como obligado trae beneficios a la calidad de vida de la sociedad...y digase ; sociedad..no un individuo en particular.!!...porque si se piensa en un individuo en particular..les puedo asegurar muchachos; que estariamos trazando el rumbo hacia el fin..!!..que desgraciadamente ed lo que se esta haciendo desde estas sociedades tan opulentas; con tanta libertad "individual"..como la que promocinan algunos...ese fin que no lo van a vivir los que trazaron el rumbo si no otros que desconsoladamente se preguntaran...Por que me han traido hasta aqui.!!? ; Por eso juventud..lo primero que les agradecera la eternidad es que piensen muy bien..que estudien que analicen cual es el cambio que quieren...que es lo que quieren cambiar.!!..
    Si yo pudiera volver a ser niño.!!..y multiicarme por miles ,por millones, por miles de millones....cuantos cambios haria.!!!...el planeta recuperaria el verde, los sueños , el amor..el respeto ;a todos y por todo tendrian su espacio necesario en cada persona...no tendria mas que lo estrictamente necesario en cada momento...¡¡¡ Viviria !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concuerdo con usted... la libertad individual trae como consecuancia el egoismo desmedido, saciar ese individualismo es lo que ha traido cosecuencias tan nefastas, además, la mayoría de las veces es solo una ilusión... nuestro cambio lleva sentido del momento histórico, como dijo Fidel, y no se puede tomar a superficialmente... lleva estudio.

      Eliminar
  5. De acuerdo con el anónimo del 27 de octubre a las 7:29 aunque de manera personal también me hubiera gustado que se identificara pero respeto su derecho a no hacerlo si no quiere. Mi opinión personal: No existen diferentes tipos de Democracia, la democracia es una, como no existen diferentes tipos de libertad sino una, la que ejerce cada individuo en pleno derecho y facultades. Para que la libertad colectiva se efectiva tiene que existir a modo de génesis libertad individual que no tiene nada que ver con el egoísmo y el individualismo eso es un error de concepto de quienes en primer lugar equivocan el derecho de ejercer su libertad individual con "hacer lo que me da la gana" así como los que pretenden imponer la libertad colectiva en detrimento de la libertad de cada individuo o de las minorías, esta última es la que pretenden imponer por lo general los regímenes totalitarios. El derecho y la libertad individual termina cuando empiezan la de los demás y el respeto a esto es lo que garantiza la libertad colectiva pues ningún individuo ni ninguna sociedad puede imponerse por encima de las libertades individuales. Las sociedades más avanzadas son las que legislan en aras de las garantías del respeto a las minorías no las excluyentes en beneficio de un individuo o de una masa. Cuando Felix Varela dijo "la libertad solo existe cuando no es de nadie" se refería precisamente a esto, o sea, que nadie, ni en masa ni de manera individual puede acaparar la libertad ni decidir por la libertad de los demás pues nadie, ni un gobierno, ni una sociedad, ni un individuo es propietario de la libertad ni puede imponer su concepto de ella a los demás a su modo y semejanza.
    Por otro lado no tiene nada que ver vivir o no en Cuba el hecho de sentirse más libre o menos libre y no creo que esa persona se refería a a esa condición para ejercer su libertad individual de decir lo que piensa y como se siente. Más bien depende de lo que cada cual pueda ejercer en cuanto a libertad personal estando dentro o fuera de Cuba por ejemplo tú te sientes muy libre y es loable pero por ejemplo las personas que no están de acuerdo con el sistema de gobierno que se ejerce de en Cuba carecen de libertad para expresarlo sin que no existan consecuencias muy negativas para su libertad individual. Ahí creo que está el punto de lo que esa persona quiso decir y eso no lo/a hace ni más ni menos cubano que tú , ni más ni menos persona decente e íntegra que tú y los que piensan como tú. De acuerdo también que los cambios deben surgir de manera espontánea o por libre decisión ejercida libremente por individuos y sociedades, y nadie ni sociedades ni individuos ni grupos de individuos debe decidir e imponer a los demás cuando, como y dónde se deben producir los cambios y una vez ocurridos es tarea de los que gobiernan y legislan hacerlo en consenso con el resto de la sociedad respetando y dándole cabida y oportunidad de ser escuchados a los que no los quieren por que esas personas también tienen ese derecho y hay que respetárselo. Me parece muy bien que para ti "nuestro cambio lleva sentido del momento histórico colmo dijo Fidel" es tu decisión y hay que respetártela pero los que no lo sientan así tienen el mismo derecho de expresarlo que tú y no perder sus trabajos, ni ser discriminados, ni marginados,ni catalogados con los más horribles epítetos, deben tener el mismo derecho que tú a ir a la Universidad y a existir porque en ese respeto está sustentada la paz y la convivencia, en el respeto al derecho ajeno como muy bien dijo Benito Juárez ni a la imposición de un modo de vida y de un criterio de convivencia por muy maravillosos que te parezca.
    Iba a firmar pero en solidaridad con los anónimos anteriores no lo gago porque es mi derecho ¿lo respetas?

    ResponderEliminar