jueves, 26 de septiembre de 2013

Cuando los peregrinos se sentaban alrededor de un pozo...


Cuando los peregrinos se sentaban
Alrededor de un pozo,
Cuando el pozo bebió agua
Para sentirse lleno y sin sed,
Cuando la sed quiso por primera vez
Atacar el hombre,
Cuando el hombre mintió a Dios
Por comerse un  fruto,
Cuando aquel fruto puso a dormir
Los sueños de Blancanieves,
Cuando Blancanieves burló la muerte
Con sus labios;

Cuando unos labios suaves
Acariciaron sutilmente mi sonrisa
Y tatuaron sobre si
Una estrella que apuntaba a tus pechos,
No hubo más guerras, más muertes,
Más historias de miedo;
Sólo hubo un estado de embriaguez
Que terminó con un beso.

1 comentario:

  1. Es un gran poema; lástima que no haya resultado ganador.
    En realidad, es uno de lo que me gustan.
    Saludos, J.A.

    ResponderEliminar