viernes, 26 de febrero de 2016

Rutina de domingo


A esta hora de la tarde, cuando es domingo de invierno, la brisa mueve las hojas del mango de mi patio con el carácter gélido de mi soledad. Hay indicios de pesadumbre en este rincón del mundo donde ahora te pienso desmedidamente y me he sentado a tomar una cerveza para recordar mis contradicciones. A esta hora de la tarde ya casi no hay sol y yo quiero estar contigo.

A mí alrededor lo mismo de siempre, es distinto. Lo mismo de siempre, siempre eres tú. Las flores que caen del árbol, como cuando caía sobre mí tu sonrisa tras el largo esperar de agosto. El sonido de los gallos del fondo —valga la costumbre— con ese ruido que me trae a recuerdo un coscorrón tuyo de palabras fuertes. La luz tenue del crepúsculo, que va entrando en la noche como tus ojos yo veía dormir en mi regazo.

lunes, 8 de febrero de 2016

Los Gourriel no se fueron

Confirmado: los Gourriel no se fueron. Todo ha sido un error semántico al interpretar la nota publicada por los medios digitales Granma y Cubadebate (la misma, vale acotar). En realidad el que se fue resultó el sitio donde estaban acogidos. Fíjense ustedes mismos: "En horas de la madrugada de hoy se produjo el abandono del hotel donde se encontraba el equipo cubano de beisbol que asistió a la edición 58 de la Serie del Caribe de Beisbol (repetición innecesaria de beisbol, digamos que había premura por el palo periodístico)".

La confusión está dada porque a tantas incidentales innecesarias en la nota, uno termina por pensar lo peor. Pero quitémosla y veremos cual es el resultado de la oración principal: "En horas de la madrugada de hoy se produjo el abandono del hotel -----donde se encontraba el equipo cubano de beisbol que asistió a la edición 58 de la Serie del Caribe de Beisbol, en la República Dominicana----, de los peloteros Yulieski y Lourdes Gourriel Castillo"