jueves, 28 de enero de 2016

Hacer la calle

Fotos: Ramón Barreras Valdés
(Publicado originalmente en Vanguardia de Cuba)

Hagamos el amor y no la guerra, axioma que define a Alex, un chico que decidió llevar una vida sin tapujos, donde —confiesa— supo imbricar dinero, sexo y una carrera universitaria, de la cual acaba de salir airoso. No rebasa los 25 años, pero conoce la vida nocturna de Santa Clara y La Habana con la precisión de un cartógrafo en un mapa.

Alex, por supuesto, no se llama Alex; pero al calor de esta historia, en la que revela los aspectos más personales de su intimidad, quiso mantenerse en el anonimato. Y nos cuenta que sí, que de alguna manera cumplió un viejo sueño infantil de ser ingeniero, y ahora viaja a la capital a «hacer las calles», ese acto de salir a buscar un extranjero decidido a pagarle por placer. «Pero lo hago pa’ pasarla bien, ¿tú sabes? Y cobro pa’ sacarle provecho, aunque no me dedico a eso».

Tonito —que tampoco se llama Tonito ni se dedica a eso— se define más casero. Desde temprana edad descubrió su atracción por los hombres, sin que ello supusiera ningún cambio drástico en su personalidad. De las noches santaclareñas, las relaciones humanas y el sexo a cambio de dinero sabe un montón: «Tengo unos cuantos amigos que lo practican, puedo hablar sin problemas».

Por ellos sabemos que la prostitución masculina está presente en Villa Clara; que parece colarse con sutileza en los rincones, sobre todo, de la capital provincial; que algunos la asumen por necesidad y otros por diversión. Tras esta pista se escurrió «Juveniles» para visualizar un fenómeno que muchos reprochan y otros, sin embargo, ya ven natural.

martes, 26 de enero de 2016

Un cambio en el periodismo cubano ¿Será?

Que el periodismo cubano anda en problemas es algo que usted, amigo lector, de seguro sabe mejor que yo. Que no siempre se acerca a la realidad cotidiana, que por momentos es gris, que debe cambiar los rumbos de su agenda temática... resultan verdades de Perogrullo que ahora mismo no son necesario explicar: lo sabe cuando abre el periódico, enciende el televisor y cambia el dial.

Seríamos seres de otro mundo si no compartiéramos las mismas talanqueras del resto de la sociedad cubana actual, tan empeñada en direccionar el nuevo camino hacia un futuro mejor pero incierto. No obstante, todavía persisten los errores en un periodismo que necesita la urgencia de hacer más.

¿Hacer más? ¿Mejor? ¿Cómo? Fueron estas algunas de las interrogantes que surgieron al calor del encuentro de jóvenes periodistas, efectuado en la mañana del viernes 22 de enero, en la escuela del Partido Carlos Baliño de Villa Clara, donde una representación de nuevos exponentes del sector llegó para debatir un cambio que se impone.

jueves, 21 de enero de 2016

Zapya: una red social off line

Fotos: Yariel Valdés González

(Publicado originalmente en OnCuba)

Socialización con desconocidos, cibererotismo, sexo ocasional e intercambio de archivos, entre otras prácticas, son descubrimientos desplegados por algunos usuarios cubanos a través de una aplicación móvil que les permite interactuar sin necesidad de estar conectados a Internet.

Poco, muy poco, han de imaginarse los desarrolladores de la empresa china Dew Mobile Inc. sobre los usos de su aplicación Zapya entre quienes tienen un teléfono móvil “inteligente” offline.

La facilidad con la que permite intercambiar archivos entre dispositivos móviles ha hecho que Zapya se popularice. Con la misma lógica del Bluetooth, el Zapya aprovecha la señal WiFi de los propios teléfonos para sincronizarlo con otros y permitir así el intercambio de aplicaciones, juegos, archivos multimedia y un chat público. Toda una red social fuera de los ámbitos de Internet, y donde cada usuario es su propio proveedor de servicio.