domingo, 20 de septiembre de 2015

Francisco y los cubanos: más que un pastor y sus ovejas


Llegada a la plaza de la Revolución. Foto: LOLC
Apenas 88 días para el 17 de diciembre de 2015, día en que Cuba celebra el primer aniversario del histórico anuncio de su restablecimiento de relaciones con EE.UU; Y el Papa Francisco festejará su 79 cumpleaños, imagino que con el recuerdo de 12 meses antes cuando recibió, tal vez, uno de los mejores regalos de la vida.

Casualidad es una palabra demasiado utópica para describir este hecho. Quizás el Sumo Pontífice le pidió expresamente a sus homólogos de Cuba y EE.UU. que ese fuera el día escogido para hacer oficial el inicio de una normalización de relaciones diplomáticas que —cocinada a fuego lento y en secreto con muchísima antelación— ha divido la historia reciente en un antes y un después.

Digo esto mientras me exorcizo los ánimos de la misa ofrecida por el Obispo de Roma en la Plaza de la Revolución de La Habana, una celebración que ha colmado la opinión pública de todo el país y parte de la región, borrado las reminiscencias de la visita papal anterior y obviado una noticia no menos importante a los ojos de los cubanos: la cortesía del Departamento del Tesoro Norteamericano de abrirnos más el diapasón de libertades. Y Francisco, lo que se dice vela, tiene bastante en ese entierro.

miércoles, 9 de septiembre de 2015

Soledad

Foto: Yariel Valdés González

Ecos. Ecos. Ecos. Ecos… Hablar y mirar el techo desde la cama. O pensar, que en un final es decir las palabras en el interior para que no se las lleve el viento. Repites una vez. Hasta lo oyes. Repites de nuevo y estás ahí, dispuesto a no recorrer las cuatro paredes de tu cuarto por enésima vez.

Gritar. Gritar. Gritar. Gritar… sordamente, para que nadie te oiga. Y escuchas que tu misma voz te habla sin ser tú siquiera y descubres que la oscuridad puede tener todos los sentidos posibles… Lo puede ser todo. Y no puede ser nada.

Andas. Andas. Andas. Andas… pero vuelves tras tus pasos como buscando algo. El teléfono no suena. La puerta cruje y los astros pasan. Las almas vuelan en círculos diciendo nombres que se pierden de nuevo en la conciencia.

miércoles, 2 de septiembre de 2015

Etecsa: consumir preferentemente antes de… (II Parte y final)


Que no nos nuble la vista el panorama desolador de Etecsa. Ni por extensas colas en la entrada de los telepuntos, ni por congestiones en las líneas, la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba deja de ser una corporación poderosa. Quizás de las mayores que opere bajo la égida del Gobierno Cubano.

Lo demás —malas gestiones de los servicios y sus flagelos de siempre— es cosa de idiosincrasia nacional. La nuestra es una empresa con conocimiento de causa y económicamente ha operado de la mejor manera que se le pueda ocurrir a una corporación “Made in Cuba”: hasta hace unos años no había un exponente nacional que hubiese utilizado tan a su favor la histórica división de cubanos de un lado y el otro de las orillas.

Por eso que no nos nuble la vista el panorama de la última oferta de recarga: si te ponen 15 recibes un bonus extra de 25 pero a consumir preferentemente antes de… un mes. O por lo menos así fue la primera nueva oferta, un desliz —pensaron muchos— que hizo estallar la opinión pública nacional en vituperios y lanzallamas en Internet alegando estafa y puntos de retroceso en el seno de la empresa. Muchos imaginaron que luego de intensas plegarias, los funcionarios, arrepentidos, rectificarían el error con el clásico doble.