jueves, 24 de octubre de 2013

La teoría del cambio



Tal vez porque vivimos en el siglo de la parcialización del conocimiento y de su producción en masa, no es casualidad que surjan tantas teorías como fenómenos a explicar. Como esta que indaga los procesos de traspaso de un momento a otro, de una idea hacia adelante, de un cambio, o sea, la teoría del cambio, ese como el que Cuba implementa hoy día.

Lo llamamos actualización del modelo económico, y elaboramos un programa bien articulado que nombramos lineamientos económicos y políticos del Partido Comunista de Cuba, donde esbozamos objetivos acerca de lo que quiere nuestra Revolución para los próximos años si de un socialismo viable se trata. Pero viene de una teoría de cambio, no hay dudas.

lunes, 14 de octubre de 2013

EL Artesano ó Crónica con un final feliz


La calidez de la tarde deja oír un pregón: “¡Pizzaaaaaa a domicilio, barataaaaa y caliente y si no es así, pues me la devuelven!” Todos en el U5, residencia estudiantil para varones en la Universidad Central de las Villas (UCLV), creen conocerlo: un chico menudo, bajo de estatura, de tez mestiza y rizos bien agarrados a la cabeza. “Es el mismo que salió al escenario en el festival de la facultad de Humanidades y le sacó una carcajada a toda la universidad ¡qué cómico es!”, dice uno  mientras saca del bolsillo 5 pesos. “Es el Artesano”, grita otro, compañero de cuarto, que acaso mantiene una amistad con él de pura idiosincrasia universitaria. Aun así nadie lo conoce del todo.
Roberto López Portal vive en Sancti Spiritus, y de alguna manera sintió que el periodismo le haría vivir algún sueño académico posible. Ni siquiera sabe si es el suyo. Optó por las pruebas de concurso y comenzó en el 2009. Desde entonces se ha convertido en un personaje como salido de una comedia de Moliere.

Ha ce manualidades, y las anuncia con una entrada triunfal: “Mmmuuuy buenas tardes damas y cabagartos, ¿desean comprar…?”. Entonces vende pulsos, collares, esculturas de acero… también se le ha visto pregonar maní, cremita de leche, mantecado, caramelos y barras de chocolate. En ocasiones también ofrece alguna que otra pieza de ropa y hasta complementos de celulares. Así se gana el pan de cada día. Así no tiene que pedir dinero alguno. Así lo llaman Artesano.

sábado, 12 de octubre de 2013

Canto coral vs arte banal



Sucedió que un día los conceptos del arte se banalizaron. El mercado invadió el deseo de crear –lo enfermó con el ansia de dinero –. La creación humana se hizo fiambre. Y sucedió otro día que los medios de comunicación esparcieron la banalización por todo el mundo; y todos leyeron el final feliz con la frase hueca, y proyectaron la imagen burda repleta de ideologías, y pintaron sólo el color azul a cambio de una fortuna; y oyeron, también, la misma trova de amores truncos y sexo ocasional. Pero aun así quedó espacio para el sentimiento…

Este pudiera ser el inicio de una crónica de corte apocalíptico acerca de un futuro no tan lejano donde las artes caerían en un abismo de desentendimiento con el hombre, donde no importaran ya los conceptos, ni la belleza, solo el dinero.  Acerca de todo eso reflexioné  este jueves en la noche, mientras disfrutaba de un concierto ofrecido por el coro de cámara Vocal Leo –a cargo de la maestra Corina Campos – en la galería de arte Oscar Fernández Morera de Sancti Spíritus, porque ni siquiera la alta factura de la presentación les impidió pasar desapercibidos.